Entradas Suscribete a los Comentarios Suscribete vía email

Logotipo

.
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks
  • Agregar a Twitter
¿Que es?
Básicamente es un resumen visual de la identidad de la empresa, se ha convertido en el vehículo para expresar su filosofía y posicionamiento, ya no apareciendo solo como medio de identificación (como una bandera o un estandarte), sino como un medio de comunicación. Es uno de los elementos básicos en la identidad corporativa o en la identidad de marca.

Puede ser bidimensional o tridimensional, monocromático o en color (por lo general existe una versión bidimensional de todo el logotipo tridimensional y una en blanco y negro de todo el logotipo en color). Este además, debería ser recordable y resistir airosamente el paso del tiempo y las tendencias del momento.

Un logotipo es el activo de diseño básico de una empresa, tan importante como su mismo nombre. Si dice "International Bussiness Machines", la mayoría de la gente no sabrá a que nos referimos; pronuncie IBM y lo entenderán en casi todos los idiomas. Creado por Paul Rand en los años 50, se ha convertido en una referencia de calidad en sistemas de computación.

Es también un valor agregado del producto o servicio; ¿Alguien compraría un par de jeans Versace si viniese sin etiqueta?. Sin duda lo veríamos como falso, y dentro del mismo rubro.

Por lo tanto, un logotipo o una marca (tema para un próximo post), pueden ser también por si solos un índice de calidad o valor. Este constituye un arma que resulta esencial en la batalla por conseguir una cuota de mercado y clientes fieles. Establecen los cimientos sobre los que se edifica una buena identidad corporativa, sobre los que van creciendo las marcas comerciales y sobre los que se construye la cultura de empresa. Los logotipos son el medio más inmediato de comunicar los valores de la empresa a los clientes y a los empleados, accionistas e inversores, en el mercado y en el mundo.

Crear, desarrollar y adaptar los logotipos e identidades constituye uno de los principales desafíos a los que nos enfrentamos hoy en día los diseñadores gráficos.

El logotipo como tal, es una parte importante de la marca de un producto o servicio, así como la identidad corporativa de una empresa o institución. Históricamente, los logotipos son anteriores a las marcas y a la identidad corporativa: el samurai con el estandarte de su daimyo ondulando tras su armadura, el tocado de plumas y el cuerpo pintado del nativo americano, y el escocés que viste un tartán del clan; todos ellos usaban elementos externos para manifestar su adhesión a una escala de valores o conceptos que se expresaban visualmente, tal como hoy día lo hacen los fan de football con sus caras pintadas con los colores de su equipo, las personas que elijen llevar sus compras de la tienda de la esquina en una bolsa de Harrods o de El Corte Inglés, o los adolescentes que sólo van a la disco con jeans de marca (falsificaciones incluidas). El deseo de identificarse uno mismo mediante emblemas constituye un rasgo humano muy antiguo. En determinados momentos de la historia era simplemente una necesidad para establecer derechos o incluso para realizar una advertencia pública, como por ejemplo la marcación física de los delincuente o la humillación deliberada que los nazis inflingieron a los judíos obligándoles a levar la Estrella de David.

Clasificaciones

Los logotipos pueden estar compuestos de signos verbales, tipografía, y/o no verbales, imagotipos o isotipos, cuyo requisito genérico es la memorabilidad.
Toda forma visual de cualquier índole que garantice algún grado de diferenciación y pregnancia puede operar como imagotipo, el universo de imagotipos puede ordenarse según:
  • motivación / arbitrariedad: el signo puede tener plena, cierta o ninguna relación con nociones o hechos asociados con la institución o producto al cual identifican.
  • abstracción / figuración: la relación entre el imagotipo y al idea o noción a que remite puede oscilar desde un trazo convencional (símbolo) hasta la referencia mas realista (ícono).
  • ocurrencia / recurrencia: en tanto grado de originalidad e innovación en el criterio general y/o en el diseño visual concreto del mismo respecto de los códigos o convenciones vigentes.
Por lo tanto, según su definición gráfica, los logotipos se pueden clasificar en 4 grandes grupos :
  • Tipográficos: originados de la rúbrica o firma, indicador de valor, origen y calidad constituyen mensajes simples y directos, generalmente se desarrollan con nombres cortos y de fácil lectura.
  • Nombre y símbolo: a) figuras "puras" y uso tipográfico, generalmente son marcas cortas y legibles ya que por si solos no son bastante distintivos; b) signos mas complejos.
  • Solo signos: a) asociativos. Habitualmente no incluyen nombre pero formalmente se asocian con el producto o área de actividad. Suelen ser fáciles de leer, proporcionan flexibilidad. b) alusivos. La morfología alude al rubro o producto / servicio. c) abstractos. Cuando la forma no tiene relación con el rubro o las alusiones son tan remotas que a efectos prácticos son abstractos. Generalmente refuerzan algún aspecto, concepto o política de la empresa producto o institución.
  • Iniciales / monogramas: se usan en marcas largas y generalmente descriptivas. Su definición requiere pureza y síntesis gráfica para lograr pregnancia.
Fuentes:
Prof. Andrea Montedónico
Facultad de diseño Universidad Ort

Julio Ferro
Docente de Wolkowicz
Director Creativo de Furure Brand Bs. As.

Conway Lloyd Morgan
Del libro "Logos", Ed. Mc. Graw Hill


Otas fuentes de información...
Gino Orlandi nos muestra de manera muy clara como deberíamos abordar el paso a paso en la creación de un logotipo.

Aquí les dejo algo de lo que dice Gino:

Concepto, concepto y concepto: Un brainstorming, unas cuantas imágenes, ideas locas... todo ello plasmado en un papel cuanto antes, a cualquier hora, donde sea.
Nada como ponerse a bocetar: Antes de pasar al ordenador es aconsejable pararse ante el cuaderno de esbozo y bocetar tanto como sea posible.
Investigar los requerimientos: ¿Para que se va a utilizar el logo?. ¿A que soportes está destinado?. Cuantas mas preguntas te hagas y las respondas correctamente mejor será tu trabajo.
Usa el programa mas profesional: Esto creo que no es necesario decirlo para la gente que haya pisado un aula en su vida, Gimp NO es una buena elección. Utiliza siempre programas vectoriales como Illustrator o Freehand.
Hazlo simple: También llamando al sentido común, cuanto mas simple sea mejor se adaptará a tamaños, colores y soportes.
Pruébalo en diferentes formas -colores, tamaños y contextos: Haz pruebas en diferentes colores, imprímelo en tamaños
diferentes, ponlo junto a imágenes, texto... prueba todo lo que puedas.
Reflexiona y descansa: Si cuando acabes no estas seguro, deja que pase un día, vuélvelo a mirar y verás como le encuentras los fallos.
Muchos dicen que viendo el apartado logotipos de un diseñador se puede saber si es bueno o no. Yo soy de las que piensa como Chuck Green... la mayoría de las veces es cierto.
Actualización del 18/12/2008
La función del logotipo como parte del sistema de identidad de una empresa cultural
Por María Laura Fernández

Reactions:

Publicar un comentario

Aprecio la cortesía de tu comentario.
¡Gracias!. :)